¿Mamparas Protectoras de Metacrilato o Cristal?

El cambio en seguridad provocado por el COVID-19 ha llevado a muchos comercios y oficinas a comprar mamparas protectoras para reducir la probabilidad de contagio.

Si  tienes un negocio y estás pensando en la reapertura después del confinamiento provocado por la COVID-19, seguramente estés planteando la compra de mamparas de protección anticontagios y de otros elementos que aumenten la seguridad de tus trabajadores y de los clientes.

Las mamparas de metacrilato y cristal templado se van a convertir en un elemento indispensable en todo tipo de negocios ya que son una barrera física frente a contagios. Muchos negocios de imprenta y rotulación se han renovado y han comenzado a fabricar mamparas de metacrilato (un material muy usado en la imprenta). La alta demanda de este material han provocado un desabastecimiento por lo que se ha puesto la vista en otros materiales como el cristal templado, el poliestireno o el policarbonato. Aunque a día de hoy el concepto de mampara de metacrilato es el más popular, no quiere decir que sea la mejor opción, ya que el vidrio es un material más duradero y resistente a limpieza con productos altamente desinfectantes.

Te explicamos las diferencias entre las mamparas protectoras de metacrilato y de vidrio templado para que puedas decidir cuál elegir para proteger a los trabajadores y clientes de tu negocio.

Mamparas de metacrilato vs mamparas de cristal

Ventajas de las mamparas de Metacrilato frente a las de Cristal

El metacrilato (polimetilmetacrilato) es también conocido como vidrio acrílico o por sus siglas PMMA. Es una alternativa al vidrio que presenta características interesantes:

El metacrilato es fácilmente moldeable, lo que abarata mucho su coste de producción.

El metacrilato es un plástico con un gran índice de transparencia (+93%).

Posee alta resistencia frente a impactos.

El metacrilato pesa la mitad que el vidrio, lo que facilita su logística e instalación.

Ventajas de las Mamparas de Vidrio frente a las de Metacrilato

El cristal es más duro que el metacrilato, por lo tanto es más dificil que una mampara protectora de cristal se raye.

En las mamparas protectoras suele usarse el vidrio templado ( conocido como cristal templado), es un vidrio de seguridad mucho más resistente que el vidrio laminado. Para elementos que se instalan al aire ( que no van fijados), es más seguro y preferible.

El cristal templado con el que están fabricadas las mamparas es muy seguro; en el caso de que la plancha de cristal se rompiese lo haría en muchos trozos no afilados, con bordes redondeados. El metacrilato, al llegar a su límite de resistencia, se rompe en láminas con filos cortantes.

El cristal es más rígido, a diferencia del metacrilato que es flexible. Esto hará que las mamparas de cristal sean mucho más estables que las de metacrilato que necesitan unas peanas soportantes con la finalidad de que la pantalla de metacrilato no se balancee.

Las mamparas de cristal son resistentes a la radiación Ultra Violeta (UV). Esto quiere decir que, expuestas a la luz solar, las mamparas de metacrilato adquirirán una tonalidad amarillenta y pueden perder transparencia. Esto no ocurre con las mamparas protectoras de cristal, que durarán manteniendo sus propiedades mucho más tiempo.

A diferencia de las mamparas de metacrilato (que es un material plástico), las mamparas de cristal no acumulan electricidad estática por lo que atraerán en menor medida el polvo y la suciedad ambiental.

Su limpieza y desinfección es mucho más fácil ya que soportan el uso de materiales como alcohol, potentes detergentes y desinfectantes, agua a alta temperatura etc. El vidrio templado soporta limpieza con Etanol, Propanol, Hipoclorito de Sodio, Clorhexidina, Peróxido de hidrógeno. También soportan la limpieza mediante vapor de agua a presión.

Si deseas una mampara protectora duradera y robusta la mejor opción es optar por una mampara de cristal templado que soporta limpieza con productos de abrillantado etc que mantendrán siempre en perfecto estado la mampara.

Conoce las Diferencias entre el Vidrio Templado y el Vidrio Laminado

El vidrio laminado consiste en la unión de dos o más capas de vidrio separadas por una película interna y adhesiva de PVB, EVA y otras resinas activadas por luz ultravioleta. Esto hace que se aumente la seguridad a la hora de una eventual rotura. Este vidrio se usa en escaparates  y cerramientos que necesitan aportar seguridad a los trabajadores.

El vidrio laminado presenta resistencia a la penetración: es su característica más destacada. Al romperse se produce una fragmentación que mantiene los pezados adheridos, sin que se desplomen al suelo.
El vidrio laminado es resistente a impactos, ya que la capa intermedia absorbe la energía del impacto y gracias a su elasticidad se mantiene la adherencia al cristal.

rotura de vidrio laminado

El vidrio templado es de seguridad, ya que ha sufrido un procesado térmico mediante un horno de templado, sometiendo al vidrio a una temperatura de 185ºC y un posterior enfriamiento durante unos tiempos minuciosamente controlados. Despues de este proceso el vidrio adquiere un endurecimiento térmico y una pureza 10 veces superior a la del estado inicial.

La estructura del vidrio templado está sometida a una gran presión, esto provoca que, en el caso de romperse, lo haga es trozos muy pequeños en lugar de fragmentos dentados. De esta forma este tipo de vidrio no produciría lesiones a las personas en caso de rotura.

El vidrio templado es resistente a tracción y compresión. El vidrio templado está especialmente indicado para la fabricación de piezas al aire como, en el caso que tratamos en este post, las mamparas anticontagio. Puede sujetarse mediante pinzas de compresión a cualquier superficie sin riesgo de que se rompa fácilmente (Esto no puede hacerse con un vidrio normal).

rotura de vidrio templado

¿Sabías que existen otros materiales indicados para fabricar mamparas protectoras?

Debido a la alta demanda de mamparas de metacrilato se ha producido un desabastecimiento a nivel internacional de este material y se está optando por otros termoplásticos para la fabricación de las mismas.

Los principales materiales alternativos para la fabricación de mamparas protectoras son el poliestireno, el policarbonato y el PVC (Policloruro de vinilo).

Estos termoiplásticos son muy fáciles de trabajar pues se deforman y pueden moldearse a altas temperaturas. Sus características son similares a las del metacrilato por lo tanto, como usuario final, no percibirás  diferencia. Las mamparas protectoras fabricadas con este tipo de materiales cubrirán tus expectativas y necesidades para reducir la probabilidad de contagio.

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp