Gana espacio con una mesa escritorio en esquina

Las mesas de escritorio en esquina son la última tendencia para configurar set-ups informáticos. Las personas que necesitan trabajar con un potente ordenador y varias pantallas (diseñadores gráficos, editores de ideo, programadores, gestores de carteras en bolsa etc) se verán muy beneficiados de contar con estas amplísimas mesas.

Gana espacio con una mesa escritorio de esquina

 

Mesa esquinera escritorio, tipos

Las mesas esquineras disponen de un tablero de grandes dimensiones con una superficie anexa. Existen dos tipos de mesas esquineras: las simétricas o las asimétricas. Las categoría de mesas esquineras simétricas la conformarían aquellas que tienen dos tableros de similares dimensiones formando un ángulo de 90 grados.

Estas mesas son de grandes dimensiones y están pensadas para aquellas personas que requieren de una gran superficie de trabajo para llevar a cabo sus tareas frente al ordenador. En muchas ocasiones, estos escritorios en esquina tienen la parte interna del tablero (la que da al usuario) en forma redondeada, para facilitar el movimiento del mismo. Las mesas esquineras simétricas suelen ser utilizadas por personas que en su trabajo diario necesitan varios equipos individuales. Un ejemplo sería una persona que genera contenido para plataformas digitales, streamers, o que necesitan varios equipos para el testeo en entornos reales de aplicaciones.

Las mesas esquineras asimétricas son las más convencionales, estas mesas disponen de dos superficies que forman un ángulo de 90 grados pero una de ellas tiene un área más reducida, siendo más pequeña tanto en el ancho como en el fondo. Podemos ver estas mesas como un paso intermedio entre las mesas de escritorio convencionales y las mesas esquineras simétricas, entendiendo su segundo tablero como una superficie auxiliar para mejorar el desempeño mientras se trabaja con el ordenador y dispositivos informáticos.

Previous
Next

Escritorio de esquina, modelos

Al igual que las mesas de escritorio convencionales, existen diversos y diferentes modelos de mesas de esquina. Las mesas de esquina para oficina suelen tener un aspecto más operativo, esto quiere decir que aunan una estructura simple que les aporta estabilidad con un tablero sobrio y funcional (sin excesivo diseño). Encontraremos:

  • Mesas de esquina con estructura de pata panel y soporte de tubo de acero para soportar el ala de la esuqina., Un ejemplo de estas mesas es el escritorio esquinero Tono T3 de Mobel Linea<
  • Mesas de esquina con 6 patas, estas son las más simples y operativas ya que su diseño se centra en la funcionalidad; por un lado las estructuras de patas verticales facilitan el acceso a la parte inferior de la mesa (lo que facilita su limpieza y la colocación de cajoneras) y también ahorrán más espacio que las mesas de pata panel. Como punto negativo es que hay que tener muy presente que la estabilidad de estas mesas sea correcta.
  • Mesas de despacho en formato esquinero. Estas son las mesas más vistosas y con un estilo más cuidado. Suelen tener acabados más premium y su estructura habitualmente es metálica en acabado cromado. Es la mesa ideal para los despachos más amplios y diáfanos. Este tipo de mesas sólo son recomendables en despachos grandes en los que hay luminosidad. Deben colocarse en el centro más alejado de la habitación, en ningún caso deben colocarse colindando con una pared, lo que produciría una sensación visual al despacho de un sitio angosto.
  • Mesas esquineras con cajones, son las más operativas y funcionales. Por un lado la cajonera soportante otorga la tan deseada opción extra de almacenamiento para cualquier puesto de trabajo y por otro lado también le aporta a la mesa una estabilidad sin igual, ya que la cajonera soportante le da una gran superficie de apoyo.

Mesa oficina esquina, guía de compra

Si vas a comprar un escritorio en esquina, debes tener en cuenta estos factores:
  • Calcula el área que prevés que necesitarás para tu trabajo diario. Seguramente ya dispongas de una mesa convencional, coge un metro y calcula con qué superficie de tablero te encontrarías cómodo y repártela entre las dos secciones de la mesa esquinera. Visualiza dónde colocarás los dispositivos y el material de trabajo para decidir si comprarás una mesa esquinera simétrica o asimétrica (esto dependerá del espacio que tengas disponible en tu espacio de trabajo).
  • Escoge un fabricante que disponga de un catálogo amplio de acabados, para adecuar el diseño de la mesa a tus gustos o para que combine con el mobiliario del que ya disponen. Existen mesas de escritorio esquina en muchos acabados de madera y colores; el color blanco es muy demandado, las tonalidades de madera en melamina son casi infinitas e incluso podrías encontrarla en color negra para los espacios más direccionales.
  • Comprueba la estabilidad de la mesa. Si compras la mesa en un fabricante con garantía y experiencia en el mundo del mobiliario profesional no tendrás problemas. Ante cualquier desperfecto en la fabricación que produzca inestabilidad te será repuesta sin problema. Si la compras en una tienda física puedes hacer las siguientes pruebas: intenta tambalear la mesa ejerciendo movimientos laterales suaves apoyando las palmas en el centro del tablero. La mesa no debe moverse lateralmente. También puedes comprobar que no pandea colocando tus codos y dejando caer tu peso estando sentado en el centro de la mesa. Si ves que se produce una curvatura de la mesa, no la compres y sigue mirando otros modelos.
  • Piensa bien la estructura que quieres que tenga la mesa de esquina, si quieres colocar una cajonera es mejor que elijas una estructura de cajonera soportante o que compres una mesa de patas verticales y compres aparte la cajonera para colocarla debajo. Aunque la mesas escritorio de esquina son las más económicas, no son tan versátiles como el resto. Si la colocas frente a una pared quedará un espacio ciego entre el panel de la estructura y el de la pared en el cual puede depositarse suciedad o caer material.
  • Valora la opción de incluir pasacables y bandeja de electrificación. Esta es la mejor forma de organizar los cables de tus ordenadores, de las pantallas y demás periféricos. A no ser que uses sistemas muy compactos como ordenadores «all in one», disponer de sistemas de canalizado de cables y electrificación te salvará del desorden terrorífico que produce una maraña de cables mal organizados. Son incómodos ya que producen tropiezos, y además son poco higiénicos ya que atrapan la suciedad y la acumulan, impidiendo limpiar con la precisión adecuada que un espacio de trabajo necesita. En el caso de tratarse de una mesa de despacho en la que se atienden clientes, no se trataría sólo de comodidad, ya que unos cables visibles afearían la estética general del despacho y transmitiría a los clientes una imagen de caos y desorden nada beneficiosa para tu negocio.
5 1 vote
Puntuación del Post
Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Déjanos un comentario!.x